BESAR tiene ARTE, CIENCIA y COMPORTAMIENTO ¿Beso con Amor, Pasión o Cultura?

A pocos días de iniciar Febrero y con el otro mes destinado al amor... Y qué mayor evocación a este sentimiento tan valorado en todo el mundo que el beso... ¿No?

Para muchos el besarse es un acto que promueve el afecto, la pasión o la aceptación hacia otro individuo, pero pocos entienden la complejidad de saber besar.

Porque créanlo o no, el besar tiene su ciencia... Sheril Kirshenbaum es la autora de "La ciencia de besar", uno de los pocos materiales sobre esta actitud humana que se encuentran focalizados exclusivaMENTE en la necesidad, importancia y trascendencia de lo que son los besos.

La científica de la Universidad de Texas acostumbra a escribir artículos para publicaciones como la revista Discover y hace tres años, cuando se acercaba precisaMENTE El día de San Valentín, escogió el tema del beso.

"Resultó muy popular, terminé cubierta en emails, y siendo que yo estaba trabajando en otros campos como el de la antropología, la entreprenología y la neurociencia, los científicos me invitaron a organizar una sesión completa sobre este tema en una conferencia de ciencia, por lo que pensé que éste sería un excelente tema para un libro".

Pero, al igual que el que redacta estas líneas, se preguntarán ustedes... ¿Hay ciencia en besarse? ¿Hay metodología?

Según Kirshenbaum lo que es realMENTE interesante cómo nuestros cuerpos responden a ser besados, porque no todos los besos se sienten bien. Hay muchos fenómenos químicos en nuestros cuerpos que son responsables de esos síntomas que describimos como enamorarse.

Hay una hormona llamada oxitocina, conocida popularMENTE como la "hormona del amor", que nos da una fuerte sensación de apego a otra persona, y que es la responsable de atar y mantener nuestras relaciones por un periodo largo de tiempo.

Por otro lado, la dopamina, que se eleva cuando nos besamos, es la responsable de esos sentimientos de deseo ardiente y el no poder esperar para estar con esa persona. A este cocktail se agrega la actuación de una neurotransmisora, la serotonina, que es responsable de los pensamientos incesantes hacia alguien, especialMENTE cuando besamos a alguien nuevo, por lo que la complejidad de acciones – reacciones no solo tienen un porqué, si no un cómo y un cuándo...

Si bien la definición literal de un beso (ósculo) puede ser la acción de presionar los labios contra otra persona, otras partes del cuerpo o hasta objetos; hay que tener en cuenta que existen varias razones por las que hacemos esto, pero nuestros labios están repletos de terminaciones nerviosas, así que el contacto más suave enviara una gran gama de señales al cerebro que usualMENTE hacen que se sienta bien.

Parte de la experiencia propia de besar está bajo nuestro control, pero hay ciertas cosas que funcionan mucho mejor y ni siquiera en el marco consciente. Así que, cuando besamos a alguien estamos poniéndonos extremadaMENTE cerca de la otra persona, estamos entrando en su espacio personal. Comenzamos a usar nuestro sentido del olfato, gusto y tacto, y todo ello nos provee de una serie de pistas sobre cuán compatibles somos con esa persona.

A decir de la experta, las mujeres se sienten más atraídas a hombres con diferentes genes a los propios, por una cuestión del sistema inmunológico. Así que les atrae el aroma de esos hombres, sin saber de manera consciente por qué están sintiéndose de esa manera.

Por lo que repetidos experimentos científicos han revelado que las mujeres parecen descifrar inmediataMENTE si alguien es un buen complemento genético pues, en el futuro, eso sería bueno para sus hijos. Pero mas allá de eso, muchísimos hombres y mujeres aseguran que pueden finalizar una relación amorosa sólo por un mal beso. Entonces, hay algo en el sentido de que besar es una experiencia fuerte y significante que realMENTE importa en las relaciones afectivas.

Tipos o estilos de BESOS

En su libro, Kirshenbaum considera el beso romántico, pero también el beso social, ya que en muchas partes del mundo se acostumbra dar besos en la mejilla en sentido de saludo.

"He estudiado comportamientos similares en animales, que podrían tener el mismo origen en cierta forma, y aunque no sepamos qué es lo que los animales piensan o sienten probableMENTE se están conectando en una forma similar a la que lo hacemos nosotros, porque tiene un significado evolutivo, porque refuerza lazos, acicala o refleja una jerarquía social", opina la investigadora.

Pero, seguraMENTE, hay un estilo de beso del que todos queremos saber un poco más: el llamado beso francés... Pues bien. Nadie está exactaMENTE seguro por que lo llamamos un beso francés, pero muchos antropólogos e historiadores sospechan que cuando los viajeros del Reino Unido viajaban a distintas partes de Europa y el mundo, comenzaron a notar que las mujeres en Francia eran un poco mas "afectuosas". Así comenzó a rodar un dicho de que "cuando vas a Francia deja que las chicas te besen", al que le siguió "cuando vayas a Francia pide un beso francés" y, con el tiempo, devino atribuido al beso en la boca con lengua.

De camino por el sendero de la cultura, Kirshenbaum menciona que el beso es una práctica que históricaMENTE existe en algunas culturas pero es inexistente en otras. Y no necesariaMENTE hablando de fronteras entre países, ya que la percepción cultural del ósculo se establece incluso al interior de ciudades, colonias e incluso barrios...

Besándose en diferentes Culturas

Besar es un ejemplo perfecto del equilibrio entre lo innato y lo adquirido, porque la ciencia esta siempre tratando de establecer si un comportamiento es instintivo o es algo que la gente aprende en su cultura, y un beso es ambos. Pero en cuanto a besarse en espacios abiertos, algunas partes de Latinoamérica, distintas partes de Europa, Francia, Italia, es mucho mas probable ver a la gente besándose que en China, Japón o Medio Oriente, donde no se ven manifestaciones de afecto en público.

Si bien podemos culpar a los europeos por la generalización del beso como conducta aceptada para realizarse en público, en muchas culturas la gente optaba por conductas similares que probableMENTE servían para el mismo propósito.

Se lamerían, soplarían, chuparían, pellizcarían, hasta existió en una cultura donde de hecho se mordían las pestañas cuando tenían encuentros íntimos, reseña la escritora. Todos estos estilos diferentes de "besar" como comportamiento ponían a las personas en un espacio muy próximo, que finalMENTE es parte del propósito del beso mismo, simpleMENTE estar cerca, explorar el aroma, gusto y tacto del otro.

Pero ya sea que exista cualquier cantidad de libros que reseñen la historia, mitos y propósitos del beso, también hay que tomar un factor muy importante a la hora de buscar pretextos para acercarnos a una pareja... y no sean cochinotes, nos referimos a la salud.

Besar saludableMENTE para el BIENESTAR

Así es queridos lectores. Besar probableMENTE es muy bueno para cada uno de nosotros. Mucha gente se preocupa por las bacterias y los virus, pero si bien uno puede atrapar gérmenes de esa manera, hay un riesgo más alto de atraparlos en un apretón de manos que en un beso.

Besar es muy bueno porque minimiza el stress, disminuye la presión arterial, y puede dar punto de vista positivo, haciéndote sentir bien y fortaleciendo los lazos sociales.

En términos de beneficios y perjuicios de besar, aprender a besar sin que haya una fecha en el calendario de por medio es definitivaMENTE una conducta muy saludable y recomendable para todos... pero con esto no promovemos la infidelidad, y mucho menos que vayas en contra de tus valores, pero recuerda que hay personas a quienes no les gusta que les roben besos, porque sienten que invade su espacio personal (sin su consentimiento).

El ósculo o beso es otra de las tantas muestras de afecto, porque amar es un arte... para beso en el arte, busquen y admiren el cuadro "El beso" de Marc Chagal...
Así que en este "mes del amor" no dudes dar un beso a quienes aprecias como amistades o amores... nosotros te lo recomendamos para el diario.

Playeras Negro Disaster


Fraktal Radio (2004-2011) GRACIAS