Dejar de FUMAR tiene ventajas y BENEFICIOS ¡Conócelas y Fúmatelas!

Entre que cada vez son más costosos, hay menos lugares donde puedes disfrutarlos y no son muy cuates que digamos de tu cuerpo o de los que se encuentren a tú alrededor, dejar de fumar se está convirtiendo en una opción digna de consultarse con la almohada. SeguraMENTE hacerlo no será nada fácil pero tendrás tantos beneficios y tan chidos que al final verás como habrán valido la pena el aguantarse las ganas y no caer en los ricos y calientitos brazos del cigarro.

Primero que nada te hará sentir todo un Superman, o en el caso de las chicas Wonderwoman, esto porque tu autoestima mejorará al saberte capaz de dejar algo que disfrutabas tanto y pensabas nunca jamás serías capaz de abandonar.

¿Fumar vale las penas?

Tus pulmones te lo agradecerán con un gran abrazo de aire limpio que los llenará a ellos y al resto de cuerpo de energía, por lo que la subida de escaleras, las caminadas y los esfuerzos en general no terminarán por dejarte tirado en un sillón tratando de recuperar el aliento.

Seguro tu pegue aumentará, primero porque tus sentidos tanto del olfato como del gusto se agudizarán permitiéndote escoger a quien mejor te huela.

Podrás pasar más tiempo adentro del antro, la party o esperando el momento adecuado para acercarte; tu aliento mejorará notableMENTE, tu piel brillará más, las arrugas prematuras causadas por el cigarro con el paso del tiempo, la ayuda del oxigeno y un buen hidratante irán desapareciendo poco a poco. Tu sonrisa se verá más blanca, tus uñas y dedos se olvidarán de ese color amarillento que la nicotina solía dejar olvidado con cada cigarrito que te echabas, las bolsas en los ojos irán desapareciendo ya que la ansiedad nocturna se irá y podrás planchar oreja sin ningún problema.

¿Fumas y quieres tener hijos?

Si en tus planes está tener uno que otro chilpayate, dejar de fumar aumentará tus posibilidades de lograrlo, no importa si eres machin o nena. En los hombres aumenta la densidad y calidad de los espermatozoides, mientras que en las mujeres reduce las probabilidades de un aborto, partos prematuros, menopausia anticipada, ruptura prematura de membranas, y las hace más fértiles. Sin mencionar que disminuye el riesgo de que el niño nazca con malformaciones o bajo peso.

El cigarro contienen hartas sustancias químicas pésimas para el desarrollo del niño como por ejemplo la nicotina, la cual dificulta el desarrollo del sistema central nervioso y es siempre acumulada en mayores cantidades por el bebé que por la propia madre.

¿Qué pasa si dejo de fumar?

Después de un tiempo de haberte olvidado del cigarro tu sistema respiratorio se sentirá como "el niño pepino"; primero notarás que ya no te enfermas tanto, la tos que solía acosarte en las mañanas se despedirá de ti, la cantidad de flemas disminuirá, tu capacidad pulmonar aumentará y reducirás en gran medida la posibilidad de contraer epoc (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) o varios tipos de cáncer como: el pulmonar, de boca, de laringe y esófago.

El corazón es otro de los órganos que trae pleito casado con el cigarro, así que si decides dejar de fumar reducirás la presión sanguínea, el pulso cardíaco se desacelerará, el nivel de oxígeno en la sangre volverá a su normalidad, el riesgo de tener un infarto se reducirá, así como la mortandad postinfarto o la aparición de angina.

¿Empezar a dejar de fumar?

Se aconseja que te mentalices, como en cualquier reto, a que te va resultar difícil en un inicio, y como todo cambio de hábito, a los 21 días contínuos te será mucho más fácil. Existen muchas opciones que te pueden ayudar a dejar de fumar, pero no es aconsejable que te automediques o sustituyas el vicio del tabaco por comida o dulces, y tomes mucha agua para aguantar... ¡Échale Ganitas!

Habiéndote puesto al tiro de cómo está la onda, tú decides si lo dejas, lo campechaneas o te quedas con él.

Playeras Negro Disaster


Fraktal Radio (2004-2011) GRACIAS